¿Cómo detectar una intolerancia alimentaria?

Suele ser habitual tener malas digestiones, sentir pesadez después de comer, padecer de estreñimiento o tener anemias cuando se realiza una dieta equilibrada. Lo que muchas personas asumen como algo común es en realidad un problema relacionado con una intolerancia alimentaria. Si se sufren algunos de estos síntomas lo correcto sería realizarse un test de salud con profesionales especializados, que pueden indicarnos una mala asimilación de nutrientes o una posible celiaquía.

Por esta razón, cada vez es más habitual realizarse un test de intolerancia alimentaria para poder determinar si hay algún alimento que puede estar causando problemas en nuestro proceso digestivo o en la salud en general.

 

¿Qué es el Test de Intolerancia Alimentaria? 

El test de intolerancia alimentaria puede enfocarse desde diferentes puntos de vista. A veces, simplemente con unas preguntas se puede poner a la persona sobre la pista de que sufre una intolerancia a un determinado alimento. Si se sufre hinchazón abdominal, cólicos o diarreas al consumir lácteos, es muy probable que se tenga intolerancia a la lactosa aunque no se haya realizado un test de salud que lo indique.

No obstante, hay alimentos que no ofrecen síntomas tan evidentes pero que pueden estar influyendo en una mala digestión, causando problemas de salud o incluso bloqueando la bajada de peso sin que seamos conscientes de la relación causa/efecto entre su ingesta y los problemas que ocasiona.

 

¿A que nos referimos con Intolerancia Alimentaria? 

Cuando se sufre una intolerancia alimenticia la flora intestinal se altera y esto puede causar molestias como gases, digestiones pesadas, problemas de estreñimiento o diarreas, aunque también influye en la correcta asimilación de los nutrientes de los alimentos. Realizar un test de intolerancia alimentaria es la mejor manera de saber si se padece algún tipo de intolerancia alimentaria. Este tipo de test son muy efectivos y permiten que la persona que se los realiza pueda llevar a cabo luego una alimentación más adecuada a sus características y a sus necesidades.

¿Todas las personas pueden hacerse el test?

El test puede practicarse en todas las personas pero hay ciertos recaudos que tienen que tomarse en cuenta. Por ejemplo, ante situaciones como un embarazo, es preferible esperar la gestación y hacérselo después de un tiempo. Para personas que padecen cáncer y que están bajo medicación y una terapia agresiva, también es aconsejable dejar pasar ese periodo.

Después de obtener el resultado, ¿cuáles son los pasos a seguir?

Los test de intolerancia alimentaria se pueden realizar de distintas maneras, como ser, con análisis de sangre, a través de una biorresonancia, con kinesiología muscular, etc.

Los pasos a seguir van a depender de los objetivos que el paciente tiene. Algunos vienen para priorizar calidad de vida, entonces la idea es saber qué alimentos son sanos. Por lo general, el paciente viene y dice: “Yo como sano”. Pero se refiere a que no come grasa y frituras, no a que tal vez está comiendo una  manzana y este es el alimento causante de sus trastornos digestivos. El significado de comer sano es totalmente diferente.

Entonces, el paciente puede venir por diferentes objetivos, suspendiendo esa alimentación, va a mejorar ese síntoma.

Los objetivos entonces son distintos, porque una persona que deja de incorporar un alimento y ve desaparecer su síntoma, obviamente puede mantenerse dentro de ese rango y continuarlo solo. Otros, a partir del resultado, quieren elaborar una dieta hipocalórica, también hay quienes quieren que desaparezca determinada picazón, por ejemplo. Los objetivos siempre son diferentes.