Terapias alternativas: Cupping

AURICULOTERAPIA Y COMO ME SIRVE PARA COMBATIR

El sobrepeso: Una de las mayores demandas de las personas que acuden a las consultas de los profesionales de la auriculoterapia es perder peso, debido a la ayuda que puede proporcionar esta terapia para adelgazar. Y este es uno de los beneficios que se pueden lograr, ya que no sólo contribuye a evitar la retención de líquidos y a eliminar toxinas, sino que también combate la ansiedad que se sufre al estar a dieta. Además, disminuye el apetito, creando una sensación de saciedad gracias a la liberación de endorfinas que actúan sobre el sistema hormonal y digestivo y repercuten directamente en el metabolismo y la fuerza de voluntad. Esta terapia ayuda en el proceso de adelgazamiento, pero por sí sola no hace perder peso y requiere de una alimentación sana y equilibrada, combinada con la práctica regular de alguna actividad física.
Problemas ginecológicos: Otro campo en el que tiene una gran demanda es en el ginecológico por sus probados resultados tratando diferentes problemas como la dismenorrea (mediante el micromasaje se consigue aumentar el flujo sanguíneo aliviando a su vez el dolor). También es aconsejable cuando se sufre un cese abrupto de la menstruación debido a grandes espasmos uterinos, que pueden también producir problemas para que una mujer se quede embarazada, ya que las contracciones son tan fuertes que se bloquea el paso de los espermatozoides.

Tratamiento del dolor: Los especialistas en esta terapia alternativa aseguran que tiene grandes resultados en el tratamiento de diferentes tipos de dolor como las ciáticas, las cefaleas, o las neuralgias, así como en trastornos funcionales y orgánicos como el estreñimiento, el asma, el vértigo o el insomnio.

Abordaje en trastornos emocionales (ansiedad, estres y depresión): la liberación de endorfinas consigue alterar positivamente el cuerpo y logra que el paciente encuentre una mejor predisposición para enfrentarse a las situaciones del día a día. Una ventaja de la auriculoterapia en comparación con la acupuntura, con la que está muy ligada, es que el trabajo con esferas en contacto superficial con la piel evita cualquier riesgo de infección provocado por los pinchazos de las agujas.

 DESCUBRE EL CUPPING O MASAJE CON VENTOSAS  (ACUPUNTURA SIN AGUJAS)

 

El tratamiento de acupuntura sin agujas emplea un instrumental, originario de China que reemplaza las agujas de acupuntura. Actúa sobre los puntos de acupuntura, con los mismos beneficios de esta técnica tradicional de la medicina china, pero sin pinchar, ni penetrar en la piel.

Se trata de modernas ventosas imantadas con succión al vacío, y que adhieren un potente imán a la piel (se colocan sobre los mismos centros vitales donde trabaja la Acupuntura), logrando así un triple efecto de succión (cumpping – ventosa), magnetoterapia o técnica de polaridad y acción sobre el punto de Acupuntura (pero sin AGUJAS).

Puede así prevenir y sanar enfermedades, a través de promover la circulación energética en el cuerpo, aumentar la energía y estimular la circulación de la sangre.

  • Activa también la secreción de endorfinas que son los sedantes naturales (que fabrica nuestro propio organismo)
  • Estimula la producción de anticuerpos (aumenta nuestro sistema imunológico)
  • Relaja y da sensación de bienestar

En la técnica del cupping se pueden aplicar las ventosas de varias formas y con distintos objetivos:

Masaje: una vez que se ha hecho el vacío y se ha colocado la ventosa sobre la piel del paciente, se desliza de un lado a otro produciendo un efecto masaje (para lo que previamente se habrá aplicado un aceite que facilite el deslizamiento de la ventosa), que estimula la circulación de la sangre y de la linfa y sirve para eliminar toxinas.

Ventosa fija: Se adhiere la ventosa en determinados puntos con el fin de tratar ciertas zonas del cuerpo a través de sus puntos reflejos en la espalda.

Aplicación y extracción de la ventosa: solo se emplea sobre la espalda y consiste en aplicar la ventosa y dejarla solo unos segundos, para a continuación cambiar a otra parte de la zona a tratar. Se utiliza para desprender el exceso de mucosidad cuando existe congestión pulmonar.

Wet cupping o sangrado con ventosa: se aplica una ventosa en una zona congestionada o inflamada que precise este tratamiento durante alrededor de tres minutos, y después se realiza una incisión superficial en la piel del paciente para que salga una pequeña cantidad de sangre que permita descongestionar dicha zona.

Beneficios del cupping

Aunque se necesiten nuevos estudios que profundicen sobre los beneficios del cupping, lo cierto es que se trata de una terapia empleada desde hace milenios que, según la ‘British Cupping Society’, sirve para tratar, entre otros, los siguientes problemas:

  • Alteraciones sanguíneas como la anemia y la hemofilia.
  • Enfermedades reumáticas, como fibromialgia y artritis.
  • Migrañas.
  • Problemas ginecológicos e infertilidad.
  • Ansiedad y depresión.
  • Afecciones de la piel como el acné y el eccema.
  • Hipertensión.
  • Congestión bronquial provocada por asma o alergia.

El cupping realizado por expertos es una terapia relativamente segura, pero puede tener algunos efectos secundarios como ardores o picores, o infección en la piel. Además, está contraindicada en mujeres embarazadas o durante la menstruación, y en personas que presenten una fractura ósea o espasmos musculares, así como en pacientes con metástasis.

 

REFLEXOLOGÍA Y TERAPIA ZONAL

La reflexología es una técnica natural que sostiene que el mapa de nuestro cuerpo –sistemas, órganos, glándulas, entre otros– tiene zonas de reflejo que los representa. Dichas zonas serían, principalmente, los pies, las manos, la nariz y las orejas. De ahí que a la reflexología también se la conozca como terapia zonal.

Hoy día son muchos los que aún defienden la interconexión que existe entre todas y cada una de las partes de nuestro cuerpo y quizá se deba a ello el auge que, en la actualidad, tiene la reflexología.

Esta terapia se basa en la creencia de que su práctica tiene un efecto beneficioso sobre otras partes del cuerpo o que supone una mejora de la salud en general.

 

Tipos de reflexología

Aunque la reflexología podal y la facial son las técnicas de digitopresión más conocidas, existen otros muchos tipos. Entre ellos, encontramos:

  • Reflexología de la mano.
  • Reflexología de dedos y uñas.
  • Reflexología del cuero cabelludo.
  • Reflexología auricular (reflexología aplicada al pabellón auditivo).
  • Reflexología del abdomen.
  • Reflexología de la piel.
  • Iridiología (diagnóstico de enfermedades de las zonas microreflejas en el iris de los ojos).