Hace unos meses que conocimos a Luisa. El primer día que entró a nuestro centro venía para una sesión de reflexología podal que le había regalado su hija.

Como en cada nuevo caso, en Recuperación Funcional hacemos siempre una valoración previa de la situación. Luisa nos contó que hacía varios años que la habían operado para colocarle una fijación de tobillo. Desde entonces el dolor había sido continuado, caminaba de lado y siempre con la ayuda de una muleta. Con el paso del tiempo la hinchazón de su pie había ido aumentando y esto había provocado que poco a poco fuera perdiendo estabilidad. Su rostro reflejaba resignación y mucho dolor.

Nuestros especialistas diagnosticaron el foco del problema  y diseñamos un tratamiento totalmente personalizado que incluía sesiones especiales de Fisioterapia Avanzada combinadas con Reflexología Podal.

Después de tres sesiones dobles, Luisa comenzó a recuperar calidad de vida. Empezó a caminar sin muleta, y el bajar las escaleras había dejado de convertirse en “una pesadilla”. Las huellas del dolor se habían transformado en amplia sonrisa; y, tras varias sesiones más, había podido desempolvar los tacones de su armario.

Ahora Luisa continúa con sesiones de mantenimiento de rehabilitación y se ha convertido para nosotros en una gran satisfacción por el reto conseguido: transformar el dolor en bienestar físico y emocional.

Si tú también tienes alguna dolencia muscular, hinchazón o pérdida de estabilidad, te esperamos en nuestro centro para realizarte una valoración previa totalmente gratuita. Llámanos.

*Por protección de datos las identidades de nuestros casos son ficticias.

 

6 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.