intolerancia alimentaria

Casos que nos emocionan… porque nuestro objetivo pasa siempre por trabajar y ayudar a quienes cruzan la puerta de Recuperación Funcional. Os hablamos de Antía, una niña de solo 5 años, para la que pidió cita  su madre.

Antía llegó una tarde de martes para realizar un diagnóstico por uno de nuestros técnicos de Terapias Integrativas. Lo primero siempre, con cada nuevo paciente, es hablar con él/ella, hacer una valoración y estudio de las dolencias. Y, a partir de ahí, diseñar un tratamiento personalizado para poner fin al foco del problema.

Antía tenía grandes dificultades para conciliar el sueño y dormir durante un tiempo continuado. Sufría además de estreñimiento, lo que hacía que su barriga estuviese “hinchada” de manera casi habitual. Su madre también nos contó que los últimos días había tenido ataques de tos durante la noche.

Después de un estudio de la dolencia y sus síntomas, nuestros especialistas llegaron al centro del problema: una posible intolerancia alimentaria. Establecido este punto de partir, diseñamos un tratamiento personalizado, empezando por un Test de Intolerancias e incluyendo después sesiones combinadas de Reflexología Podal y Masajes relajantes.

 

El objetivo, llegar al foco del problema, diagnostica cuál era su intolerancia alimentaria, eliminar el dolor y las secuelas físícas… y recuperar la normalidad en la vida diaria de esta niña.

Antía nos visitó a los dos días, y después de 3 sesiones su madre nos contó que comenzaba ya a conciliar el sueño con mayor facilidad. Realizamos dos sesiones semanales durante el primer mes; y después de tres semanas sus problemas intestinales estaban casi reducidos y conciliaba el sueño con normalidad, lo que hacía que tuviese más energía, ganas de ir al parque y disfrutar con sus amigos.

Una vez controladas estas dolencias, comenzamos con un tratamiento de mantenimiento y ahora realizamos una sesión mensual para trabajar la recuperación total.

Para nosotros el caso de Antía, como el de otros muchos pacientes que nos visitan, es un caso de éxito… porque nuestra única meta es recuperar el bienestar físico y emocional de cada persona.

Si tú también padeces de problemas intestinales, malas digestiones, insomnio…Llámanos y te haremos una valoración previa y diseñaremos el tratamiento personalizado con el que recuperes tu bienestar físico y emocional.

12 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.