La etapa del “gateo”, también denominada cuadrupedia, es fundamental –según señalan diversos expertos- para logar un óptimo desarrollo motriz en las personas. Está demostrado que el gateo fomenta el equilibrio corporal en diferentes posiciones y, además, favorece lo que se denomina lateralidad cruzada. Al gatear, los bebés utilizan los dos hemisferios del cerebro ya que al mover la pierna izquierda adelantan, al mismo tiempo, el brazo derecho.

Este tipo de movimientos contralaterales contribuye a construir las capacidades que permiten al individuo poseer un acceso sensorial completo desde los dos lados del cuerpo.

Paralelamente, se ha demostrado que el gateo incide también en el desarrollo del sentido espacial y en la coordinación ocular y manual. También a nivel psicológico funciona para fomentar la independencia del bebé.

Desde RPS, te recomendamos estimular a tu bebé durante el gateo con el objetivo de que pueda desarrollar destrezas:

-Fomenta que alcance objetos mientras gatea porque este ejercicio, de forma reiterada, contribuye a formar patrones neuronales

-Favorece la búsqueda de equilibrio del niño haciéndole gatear sobre una superficie inclinada, que sea segura