Depilación laser para este verano

Falsos mitos y verdades sobre la depilación láser

La depilación láser es una de las técnicas que más han revolucionado el sector de la belleza. Se trata de un tratamiento muy extendido que se realiza en numerosos centros, pero no siempre con el personal cualificado ni con la aparatología más segura y efectiva. Especialistas en Medicina Estética aclaran todo lo que hay que saber sobre la depilación láser y qué falsos mitos existen detrás de este protocolo médico-estético que solo debería realizarse bajo la supervisión de un profesional cualificado.

La depilación láser consiste en la aplicación de una luz muy intensa y selectiva que tiene la particularidad de atravesar las estructuras de nuestro organismo sin dañarlas y concentrar toda su energía en aquellas estructuras de la piel que tengan el color negro, como la raíz del pelo que está en crecimiento (foto termólisis selectiva). Esta luz produce su destrucción.

 

¿Puede dañar la piel y es menos seguro que otros sistemas tradicionales?

En manos expertas, es un método seguro que elimina el pelo y no daña la piel. Se basa en el principio de la foto termólisis selectiva, a través del cual se destruyen los folículos del pelo (que son el objetivo diana) sin dañar las otras estructuras vecinas. También hay que tener en cuenta que la depilación láser no es una radiación que se acumule en el cuerpo, y por lo tanto no tiene consecuencias ni repercusiones sobre la salud general a corto, medio o largo plazo. La tecnología del que dispone nuestro equipo, denominado en SHR o en barrido, es el más seguro y  respetuoso con la piel.

 

¿Es igual que otros métodos y no elimina totalmente el vello?

Numerosos estudios demuestran que el láser elimina y destruye el pelo de forma permanente en un alto porcentaje del vello tratado, sobre un 85-90% del vello inicial. Solo es necesaria alguna sesión de mantenimiento a largo plazo para acabar de eliminar el posible vello residual que pueda permanecer. Posteriormente el pelo crece más despacio, es más fino, más claro y menos abundante.

 

¿La depilación láser es un tratamiento doloroso?

La depilación láser es un tratamiento suave y altamente tolerado. Solo se nota una leve y pasajera sensación de calor que se atenúa con un sistema de refrigeramento del que disponen los más avanzados equipos de depilación láser. En casos excepcionales y de mucha sensibilidad se puede aplicar una crema anestésica local para evitar molestias. El sistema SHR que utilizamos en RPS Recuperación Funcional permite conseguir tratamientos mucho más indoloros que los sistemas tradicionales de depilación láser u otros sistemas de depilación.