MAGNETOTERAPIA COMO TRATAMIENTO PARA LA ARTROSIS

30 Nov MAGNETOTERAPIA COMO TRATAMIENTO PARA LA ARTROSIS

La historia de la magnetoterapia data desde los primeros años de la medicina China e Hindú, cuando se dio la observación experimental y clínica relacionada a los efectos terapéuticos ejercidos por los campos magnéticos en muchos y diversos tejidos del cuerpo humano con el objetivo de solucionar el dolor en afecciones que se presentan cada día en la práctica médica.

Este tratamiento se basa en aplicar campos magnéticos sobre el organismo humano con el fin de disminuir el proceso inflamatorio y por ende el dolor. Los campos magnéticos ejercen una fuerza sobre las cargas eléctricas en movimiento, induciendo efectos magneto-eléctricos.

 

TRATAMIENTO COMPLEMENTARIO PARA ALIVIAR EL DOLOR ARTICULAR

La magnetoterapia es una de las técnicas con menos efectos secundarios y puede ser utilizada para tratar múltiples patologías y, en especial, para aliviar el dolor de los huesos y articulaciones. Lo que diferencia este tipo de terapia es la intensidad a la que se modulan los campos magnéticos según lo que se quiera tratar. Los de baja frecuencia están indicados para el tratamiento de enfermedades crónicas y dolencias generales y se puede aplicar en cualquier parte del organismo. Por su parte, los de alta frecuencia están indicados para aplicarlos en zonas y dolencias localizadas, de manera que la acción sea más profunda y amplia.

 

BENEFICIOS DE LA MAGNETOTERAPIA PARA LA ARTROSIS

Este tipo de terapias consigue reducir o aliviar el dolor porque actúa como un potente analgésico, mejora la oxigenación y nutrición de los tejidos, reduce las inflamaciones, desacelera el proceso de disminución de la densidad ósea, entre otras funciones beneficiosas para todo el cuerpo.

  • Disminuye el dolor de los huesos y articulaciones
  • Retrasa el proceso degenerativo de las articulaciones
  • No produce efectos secundarios
  • Mejora la oxigenación de los tejidos y su hidratación
  • Reduce la inflamación

Así mismo, se puede combinar con ejercicio moderado para fortalecer los músculos y dieta equilibrada para tener un control sobre el peso corporal. No obstante, el mantenerse activo es la mejor manera de combatir esta enfermedad degenerativa crónica y el cuidado de nuestras articulaciones será clave para frenar su avance y mejorar así en calidad de vida.

RECOMENDACIONES PARA LA ARTROSIS

Los especialistas dan estas recomendaciones:

  • Evitar el sobrepeso para no sobrecargar las articulaciones
  • Realizar con frecuencia ejercicios aeróbicos que mejoran la articulación
  • Evitar realizar cargas con gran peso
  • No caminar en superficies irregulares
  • Intentar no pasar un largo tiempo de pie

CONTRAINDICACIONES Y EFECTOS SECUNDARIOS

La Magnetoterapia no tiene contraindicaciones totalmente absolutas. No obstante, sí existen ciertas personas en las que se debería tomar una serie de precauciones. En este grupo nos encontramos con:

  • Embarazadas
  • Personas con marcapasos
  • Enfermedades víricas o micosis
  • Hipotensión
  • Hemorragias o heridas hemorrágicas.

Mejor evitar su uso en mujeres que estén con la regla en el momento del tratamiento, ya que puede aumentar el sangrado.

Por raro que parezca, personas con implantes metálicos o placas no se encuentra entre las contraindicaciones ya que la posibilidad de que interfieran en su funcionamiento, lo dañen o lo sobrecalienten es mínima. La Magnetoterapia es una terapia de baja intensidad.

Entre sus Efectos Secundarios hay que decir que suelen ser mínimos o casi inexistentes. En ningún caso se han encontrado efectos o complicaciones clínicas severas en su uso. Por lo que puede ser usado por todo tipo de pacientes, incluido adolescentes y niños. Es inocuo y totalmente inofensivo para los órganos del cuerpo humano.

  1. Puede producir sueño, durante su tratamiento hace que estemos más predispuestos a dormir o a caer en sueño con más facilidad. Sin embargo, va a mejorar la calidad del sueño, no se dormirá más, sino mejor.
  2. Algunos pacientes sufren de ligeras cefaleas o dolores de cabeza durante la sesión de magnetoterapia, aunque eso se arregla disminuyendo la intensidad y potencia usada en las sesiones.
  3. En otros casos puede que al inicio del tratamiento de magnetoterapia se vean agravado los síntomas a tratar, pero estos disminuirán a partir de la 3º sesión.
  4. Sensación de hormigueo pasajero en la zona que se haya tratado.

Además para artrosis se puede utilizar con éxito para dolencias crónicas como artritis, fibromialgia, etc

 

DEPORTISTAS QUE HAN USADO ESTA TÉCNICA DE REHABILITACIÓN

Esta técnica ha sido usada por los deportistas de élite casos como David Villa, Rafa Nadal, Thiago Alcántara o Valentino Rossi, quienes acortaron sus plazos de recuperación de manera significativa. La magnetoterapia se uso para recuperación de fracturas y edema oseo sobre todo.