La Disbiosis Intestinal

19 Nov La Disbiosis Intestinal

La disbiosis intestinal es un extraño nombre para definir un importante desequilibrio en la flora intestinal (microbiota, o microflora) provocado por diversas causas:

  • Efecto de ciertos medicamentos (antibióticos)
  • El estrés
  • La ingesta de lácteos y sus derivados
  • Un exceso de proteínas y azúcares simples en la dieta
  • Malos hábitos en la nutrición
  • Agentes contaminantes
  • Entre otros

La disbiosis intestinal o disbacteriosis ocurre con mayor frecuencia en países desarrollados. Se estima que en Europa, alrededor de un 70% de la población tiene este deseqilibrio debido al estilo de vida.

Se trata de un desequilibrio en la concentración de bacterias intestinales. Esto puede contribuir al desarrollo o empeoramiento de muchos trastornos o enfermedades crónicas y/o degenerativas. Esto es más acusado cuándo son patologías intestinales. Los síntomas van desde hinchazón abdominal o estreñimiento, hasta enfermedades inflamatorias intestinales más serias. Por nombrar algunas, tenemos el colon irritable, como ejemplo. También pueden ser producto de una disbiosis las migrañas, la artritis reumatoide y un sinfín de patologías que en apariencia, nada tiene que ver con el intestino. Es, además, la antesala de la candidiasis intestinal.

Para evitar la disbiosis instestinal se aconseja ser conscientes de que hay que cuidar mucho el intestino, ya que es imprescindible cuidar también la forma de vivir. Por ello, se debe prestar atención a la alimentación con el fin de envejecer lo mejor posible. De disfrutar, si es posible, de calidad de vida hasta el final. Dando atención a la medicina preventiva adoptando medidas sencillas como ejercicio apropiado, sueño, actividades de entretenimiento, entre otros, pueden marcar una gran diferencia. Cosa que no será difícil si se está con vitalidad y saludables. Es el eterno círculo virtuoso.

Así como también, se recomienda realizarse una limpieza intestinal de quince días, seguido de un suplemento de pre y probióticos de calidad, repetido tres veces cada dos meses (o según criterio del profesional que le esté tratando).

Ejemplo de patología  por falta de algún nutriente:

En la Disbiosis intestinal existe una serie de patologías que se dan por falta de algún nutriente, dentro de esas tenemos la del Magnesio que ocasiona los espamos intestinales. El magnesio es un mineral que interviene no sólo el sistema neuromuscular sino también en la síntesis de energía y de proteínas, por eso, se trata de un nutriente esencial para vivir con salud. Dado que se trata de un mineral que interviene en la transmisión del impulso nervioso y en la contracción muscular, ante un déficit de magnesio se puede sufrir de espasmos musculares y temblores así como calambres.

 

¿CÓMO PODEMOS CORREGIR LA DISBIOSIS INTESTINAL?

Lo ideal es reequilibrar la flora intestinal. Una forma natural para conseguir el equilibrio reside en la administración de probioticos (micro organismos que se encuentran en el tubo digestivo de uno organismo sano) y prebióticos (alimentos no digeribles pero si fermentables que estimulan el crecimiento y actividad de diferentes especies bacterianas intestinales).