Beneficios de la cavitación

08 May Beneficios de la cavitación

La cavitación es un método que remodela nuestro cuerpo eficazmente y con resultados visibles casi desde la primera sesión. Con esta técnica se trabaja sobre los depósitos grasos localizados, actuando sobre ellos y liberándolos de grasa; una grasa que se elimina después a través del sistema linfático y la orina.

 

Cómo se trabaja

· Es un método no invasivo ya que no es una intervención quirúrgica.

· Un rodillo inteligente genera microburbujas de vacío de forma controlada; éstas producen la llamada cavitación, que son ondas ultrasónicas moduladas en múltiples frecuencias.

· Dichas microburbujas tienen un efecto de succión en el tejido conjuntivo, que es donde se encuentran las grasas, destruyendo la célula adiposa desde el interior. Es decir, las ondas generadas por el rodillo chocan contra las células adiposas destruyendo su membrana y liberando la grasa.

· Se realiza una sesión de cavitación de unos 40 minutos en la zona a tratar (nalgas, piernas y abdomen, por ejemplo), y a continuación se aplican otras técnicas de drenaje, masaje o presoterapia para facilitar la eliminación de las células grasas. Así, se evitará que se reabsorba de nuevo.

· Antes y después de cada sesión se recomienda beber abundante agua y realizar una dieta hipocalórica. Tampoco está de más hacer algo de ejercicio suave entre sesión y sesión (unas 72 horas como mínimo entre una y otra).

 

Ventajas de la cavitación

La cavitación permite atacar justo donde lo necesitemos por lo que los resultados siempre serán más precisos. Sus efectos se notan rápidamente, pudiéndose llegar a perder hasta 2 centímetros por sesión, según el caso.

Su ventaja principal es que actúa de forma localizada, esto es, permite modelar tan solo las zonas que una persona desee, sin afectar a las demás, de manera que los resultados finales resultan mucho más precisos y se aprecian casi de inmediato. Además, la cavitación influye en la circulación de forma notable, podría contribuir a regular el tránsito intestinal, contribuye en la eliminación de toxinas y aumenta el tono y la elasticidad de los tejidos corporales.

Es posible combinar este método con otro tipo de procedimientos como la presoterapia, que elimina la acumulación de grasa debajo de la piel a través de la estimulación física, o la mesoterapia para destruir las células de grasa subcutánea.

Cada sesión de cavitación suele durar en torno a 40 minutos, durante los cuales se trata aquella zona que se desee reducir, y a continuación se aplica otro tipo de técnicas (drenajemasajepresoterapia, etc) para hacer más fácil la eliminación de las células grasas que han sido destruidas, para evitar que el cuerpo las vuelva a absorber.

Llámanos y pide cita para que uno de nuestros técnicos te haga una valoración y  el tratamiento que más se adapte a tus necesidades.